Vida de Benvenuto Cellini

“Todos los hombres de cualquier condición que hayan realizado algo ejemplar, o que se asemeje de verdad a la virtud, deberían describir su vida con su propia mano,…”.

Así se inicia uno de los relatos vitales más apasionantes  del Renacimiento, la biografía del orfebre, escultor y grabador Benvenuto Cellini (1500-1571), un genio en pleno Cinquecento italiano, contemporáneo de mitos como Miguel Ángel, del que era un ferviente admirador, o de Rafael.

Escultura de Benvenuto Cellini en Florencia

Escultura de Benvenuto Cellini en Florencia

Nacido en el corazón de Florencia la noche de Todos los Santos del año 1500, en pleno cambio de siglo, su vida la marca su carácter aventurero, decidido, pendenciero e irascible.

Ya en 1519 lo encontramos como artesano en Roma, donde sus trabajos son muy apreciados por las élites romanas y de regreso a Florencia, tuvo el primero de los altercados que fueron constantes durante su vida. Apuñaló a un joven (no sería el último), por lo que tuvo que huir de la ciudad.

Volvió a Roma, consiguiendo un gran éxito con su taller de orfebrería. Durante esos años, será capaz de resistir la peste que azotó la ciudad, y ser protagonista en la resistencia al famoso saqueo de Roma del año 1527 por parte de las tropas de Carlos V. Experto en el uso de arcabuz, él mismo se jactará en sus memorias de herir mortalmente al jefe de las tropas invasoras.

Como se puede intuir, su vida será una sucesión de agitados y peligrosos sucesos: practicará ritos nigrománticos en el mismísimo Coliseo de Roma, vivirá duelos a muerte a causa de su fuerte carácter y orgullo, e incluso será encarcelado el 1538 en el Castillo de Sant’Angelo, del que se fugó, convirtiéndose su increíble fuga en uno de los episodios más memorables de su vida.

En contraste a su difícil carácter, nos deja algunas de las mejores obras de orfebrería y escultura de la historia del arte, como el salero de Francisco I de Francia o el relieve Ninfa de Fontainebleau entre muchas otras.

Perseo con la cabeza de Medusa, Benvenuto Cellini (1545-1554)

Perseo con la cabeza de Medusa, Benvenuto Cellini (1545-1554)

Pero sin duda, una de sus obras más impactantes y conocidas es la famosa escultura de Perseo en la Logia dei Lanzi de Florencia, que tardó varios años en acabar, obsesionándose de tal forma con la obra que incluso puso su salud en juego.

Estas son sólo algunas pequeñas notas sobre la vida de este gran genio del arte. Os recomiendo leer su biografía, su “Vida”, una emocionante experiencia vital que no deja indiferente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s